Saltar al contenido

Carta de despido por causas económicas

Lo que pone la carta de despido no es cierto, pensamos cuando la recibimos.

La carta de despido por causas económicas es la comunicación escrita que el empresario entrega al trabajador.

En el despido objetivo por causas económicas es requisito indispensable la comunicación escrita del despido al trabajador.

Cuando el despido no se realiza por escrito, estamos ante un despido improcedente.

La carta del despido por causas económicas ha de contener, de manera clara y exacta, las causas y motivos de dicho despido.

La carta de despido contiene la causa del mismo, con datos económicos explicativos.

Junto con la carta de despido, es obligatorio poner a disposición del trabajador la indemnización.

Existe una excepción, y es cuando la empresa no tiene capacidad económica puntual para poner a disposición la indemnización.

En este caso, basta con aclarar este extremo en la carta.

La indemnización en este despido es de 20 días por año trabajado, prorrateándose los períodos inferiores al año, y con un máximo de 12 mensualidades.

El despido se va a considerar como improcedente si falta la carta del mismo, por considerarse un requisito formal legalmente imprescindible.

También se considerará improcedente el despido, si junto con la carta anunciando el mismo al trabajador, no se pone  a su disposición la indemnización.

En este último caso se da una excepción, si la empresa, debido a la situación económica que atraviesa, no dispone de la cantidad, y lo explica en la carta.

Entones, seguirá considerándose objetivo.

El trabajador podrá reclamar la indemnización si no le hubiera sido abonada, una vez se haya producido el despido y tenga efectividad el mismo.

También podrá reclamar las nóminas que estén impagadas.

El trabajador y la empresa, en muchos casos, llegan a algún acuerdo de pago aplazado, en varias entregas.

LO QUE PONE LA CARTA DE DESPIDO NO ES CIERTO

La inexactitud formal en la comunicación de un despido objetivo, convierte al mismo en un despido improcedente.

Así, en la carta de despido:

-Informa al  trabajador  de las razones económicas,

-Incluye los datos y los números que avalan las pérdidas o la disminución del beneficio de la empresa.

-Los datos se muestran de manera clara y amplia, las diferencias numéricas de, al menos, los tres trimestres anteriores al despido, en relación con los mismos trimestres del año anterior.

-Se mencionan, también, otras cuestiones relacionadas con los resultados trimestrales.

Un despido objetivo con una carta incorrecta o incompleta, lo puede convertir en improcedente.